Su navegador no acepta javascript
 
22 de octubre de 2020
Ferias, fiestas y promociones

Fiestas Patronales de Guájar fondón y Guájar alto (Virgen de La Aurora)
Ver imagen

Estas fiestas se celebran en honor a la Virgen de La Aurora teniendo lugar en Guájar Fondón, el primer fin de semana de Agosto; y en Guájar Alto los días 14, 15, 16 de Agosto. La exaltación de la Virgen, a través de misas y solemnes procesiones es completada con otros actos como fuegos artificiales, verbenas y degustaciones gastronómicas.

Fiestas Patronales de Guájar Faragüit (San Lorenzo).
Ver imagen

Estas fiestas se celebran en honor a San Lorenzo teniendo lugar los días 9, 10, 11 de agosto.
Al igual que en los otros núcleos anteriormente citados, se conforman de actos religiosos como la procesión de San Lorenzo al que sus vecinos muestran su gran devoción, así como actos lúdicos como verbenas populares, pasacalles, juegos para los niños, etc¿ Era costumbre en este pueblo, soltar un lechón por las calles en época de crianza para que la gente del lugar lo cebaran durante esos meses y lo rifaban el día de San Lorenzo, llamado "el marranico de San Lorenzo".

La semana cultural
Ver imagen

Entre finales de abril y principios de mayo, se celebran las jornadas culturales que ya cuentan co 20 años de tradición. Durante una semana, nuestro pueblos cuentan con un rico programa de actividades lúdicas recreativas que conjugan el ocio, la cultura y el deporte con un programa de actividades lúdicas recreativas que conjugan el ocio, la cultura y el deporte con un programa que combina obras de teatro de grupos locales, competiciones deportivas, juegos infantiles, exposiciones, verbenas, etc. que divierten y entretienen tanto a visitantes como a la población local. La semana cultural está organizada por el Ayuntamiento con un claro objetivo de enriquecer y contribuir al desarrollo cultural de esta tierra y también a la integración de los tres núcleos de población de este municipio rotando cada año la sede de estas por las tres poblaciones.

Día de los Palmitos
Ver imagen

El 2 de febrero, Día de la Candelaria, también llamado Día de los Palmitos, en estos pueblos es costumbre pasar el día en el campo con la familia y amigos. Después de comer, los más fuertes del grupo salían a arrancar palmitos con un azadón para comerlos entre todos.

Día de la Cruz
Ver imagen

El 3 de Mayo, Día de la Cruz, es tradición que los vecinos elaboren cruces que velan durante toda la noche. En Guájar Fondón se viste la cruz de la era que lleva su nombre, reuniéndose la gente del pueblo para comer migas y beber algo. Cada vecino aporta lo que puede (postres, naranjas, habas, etc¿)

Baile de los Locos
Ver imagen

En Guájar Fondón se celebraba el baile de los Locos. Tenía lugar durante la Navidad, y consistía en que los hombres pagaban dinero por bailar con las mujeres, provocando así una subasta en la que las mujeres si no querían bailar tenían que duplicar el precio pagado por el hombre. El dinero recaudado se destinaba para las fiestas.

Las Cencerá
Ver imagen

Es tradición de Guájar Alto, cuando se junta un viudo/a con un soltero/a o dos viudos, que un grupo de vecinos del pueblo se reúnan y preparen "la cencerrá", sin que la pareja se entere, una vez que están durmiendo, pillándolos por sorpresa. Estas cencerrás consisten en que los vecinos del pueblo abuchean a estas parejas, con latones y cencerros. Muchas parejas se lo tomaban muy mal porque a media noche les despertaban sorprendiéndoles con el ruido que hacían.

Marranillo de San Lorenzo
Ver imagen

Esta tradición, ya perdida, consistía en que los mayordomos de Guájar Faragüit compraban un cerdo y soltaban por las calles del pueblo para ser alimentado y cebado por los habitantes del pueblo. El cerdo paseaba y vivía libremente por las calles del pueblo. Durante los días de la fiesta de San Lorenzo, se subastaba el cerdo una vez cebado y el dinero obtenido era utilizado para las fiestas.

Día del Gallo.
Ver imagen

El 1 de enero en Guájar Fondón se celebra el día del Gallo, que consistía en colgar un gallo de las patas en una cuerda en medio de la plaza del pueblo, una persona con los ojos tapados y con un bastón, tenía que darle al gallo, y si le daba se lo llevaba. Todos los vecinos se reunían en la plaza y animaban dicho juego, orientaban al que tenía el bastón, y a veces para crear risas, se le confundía. Antes de participar quien quería jugar tenía que pagar 300 pesetas. El dinero recaudado iba para las fiestas.

Las mayordomías
Ver imagen

Son unas agrupaciones de vecino de carácter local que cada año se encargan de organizar las fiestas patronales de cada población. Durante todo el año trabajan denodadamente para organizar los diferentes actos y actividades que conforman el programa festivo. Estos grupos se conocen desde tiempos remotos y entre otras actividades se encargan de recoger fondos utilizando diferentes medios como organización de rifas, gestión de casetas, recoger "la manda" o donativo popular, etc.

La Matanza
Ver imagen

Una vez al año la familia y los vecinos se reunían para sacrificar uno o varios cerdos, lo que constituía un acontecimiento social muy esperado por todos. La matanza se convertía en algo vital con el fin de conseguir carne y embutidos, base de nuestra dieta por ser alimentos calóricos que reponían y alimentaban a las familias después del desgaste físico que suponía estar todo el día trabajando en el campo. La matanza constaba de tres fases: cebado, matanza propiamente dicha y curado. Cebado. En primavera venia un pequeño camión con lechones a la plaza del pueblo. Allí los vecinos compraban uno o varios ejemplares según pudieran. Los cerdos eran resguardados en un corral y allí los cebaban con moyuelo de la harina, orujo y maíz. A veces además se utilizaban las sobras de las comidas de la casa y las de alguna vecina que luego era recompensada con algo de embutido. Matanza. Pasados unos diez meses aproximadamente, coincidiendo con los meses de más frío, se procedía a la matanza. En la víspera se preparaba el lugar, las herramientas y se cocía la cebolla. El día de la matanza se llamaba al matarife que se encargaba del sacrificio y desangrado del animal. Ese día se acostumbraba a comer papas con asadura y por la tarde se hacia la morcilla. Tras estar el marrano toda la noche abierto para orearlo, se troceaba y se salaba. Ese día se hace la longaniza y los chicharrones. Y también se preparaba el adobo para el lomo, mareándolo y guardándose en orzas con manteca. De esta forma se conservaba la carne todo el año. Curado. En estos meses fríos, los embutidos se guardaban en las cámaras, (la zona más fresca y alta de las casas), con las ventanas abiertas y protegidas con tela metálica para impedir que entraran insectos. Así se secaban y oreaban los embutidos para que no se echaran a perder.

El Corpus
Ver imagen

El día del Corpus, se adornan las calles cubriendo las fachadas con sábanas y colchas, y decorando los suelos con macetas. Se elaboran altares por las calles en las cuales el sacerdote detiene la procesión de la Santa Custodia para rezar una oración. Es típico que los niños que han hecho ese año la comunión comanden la procesión cubriendo el suelo de pétalos de flores. Al terminar se celebra una solemne misa en honor a la Santa Custodia.